10 campos de golf excepcionales en Morbihan

Mientras algunos buscan unas vacaciones marcadas por las sombrillas y los castillos de arena, usted prefiere algo más... ¡verde! Con la hierba perdiéndose en el horizonte, solo el sonido de su hierro golpeando la bola romperá el silencio del ambiente. ¡Bienvenido a uno de los muchos campos de golf Morbihan!

APROVECHE SUS VACACIONES PARA MEJORAR SU SWING

¡Átese los zapatos, póngase la gorra y vamos allá! Una mirada al horizonte, un cálculo de la trayectoria y... ¡pam! La bola sale despedida hacia delante y cae… ¡Más o menos cerca del hoyo! Sí, no siempre es fácil hacer un “hoyo en uno”. Hace falta habilidad, precisión y técnica. ¿Es usted un principiante? No se preocupe, los profesionales del green, estarán encantados de ayudarle durante su aprendizaje de este deporte de caballeros. ¡Las mujeres también están invitadas a jugar! De 9 a 99 años, el golf es un deporte accesible para todos, tanto niños como adultos y personas de la tercera edad. Disfrute de las jornadas de puertas abiertas propuestas por los distintos clubes y mejore su swing. Es posible que no golpee la bola la primera vez que juegue, pero no se rinda y persevere hasta que encuentre su propio estilo de juego! Debe practicar en los 18 hoyos, ya que el entrenamiento debe ser realmente duro si desea igualar a los mejores. ¡Elija su campo de juego, no se arrepentirá!


EN BRETAÑA SUR, GOLF ENTRE LA TIERRA Y EL MAR

En Morbihan, más de 10 campos de golf están abiertos durante todo el año. Al borde del mar o en el interior, las opciones de green-fees no son pocas. En el interior, los campos de golf de Caden, Bieuzy y Ploërmel cuentan con bonitas superficies boscosas y arboladas de 9 hoyos que permiten entrenarse a golfistas de todos los niveles. En Quéven y Ploemel, los campos de 18 hoyos permiten una variedad de juego interesante en entornos realmente bucólicos. ¿Le gusta el contraste entre el verde del campo y el azul del mar? ¡Visite los campos de golf al borde del mar! Existen 5 emplazamientos para practicar golf a los pies del mar... ¡O casi! En Baden, hay unas vistas tan impresionantes del golfo de Morbihan y del río de Auray que pueden incluso despistar a los jugadores. En cuanto al campo de golf de Rhuys-Kerver, cuenta con 18 hoyos aderezados por el canto de las aves, ya que se encuentra en plena reserva ornitológica. En Quiberon y Ploemeur, las increíbles vistas del océano le darán un toque de sal a su swing. Y si lo que busca es una auténtica fusión con la naturaleza y jugar expuesto al viento y a los caprichos de los elementos, el campo de golf de Sauzon, en Belle-Île-en-Mer, responderá a sus necesidades, en un lugar tan excepcional como Pointe des Poulains. ¡Si la calidad del entorno condiciona el buen rendimiento, Morbihan debe de ser un vivero de campeones!