Paseo a lo largo del canal © M. Schaffner

La Vélodyssée y los caminos de sirga

¿Busca un plan para pasear y respirar aire fresco junto a su familia? Morbihan le ofrece varios kilómetros de caminos en un entorno natural. Realizados a lo largo de los años, los caminos de sirga del departamento le permitirán descubrir el corazón de la Bretaña y su excepcional naturaleza .
De este a oeste, de Redon a Pontivy, se extiende el Canal de Nantes a Brest, una verdadera obra de arte que irriga las tierras de Morbihan con las aguas del río Oust. Este recorrido, el segmento de la Vélodyssée que pasa por Morbihan, cuenta con 117 kilómetros de vías seguras adaptadas para peatones, ciclistas y jinetes. Lejos del ruido de los motores, caminará al ritmo del murmullo de las olas que le guiarán entre esclusas y aliviadores. ¡Los niños se lo pasarán en grande saludando a las embarcaciones del canal, acariciando a los caballos que se encuentren en el camino y dando de comer a los canarios!

  • El río de Blavet en Saint-Nicolas-des-Eaux © Auteurs de vues

    El río de Blavet en Saint-Nicolas-des-Eaux

  • Bicicleta sobre Vélodysée © S. Bourcier

    Bicicleta sobre Vélodysée

En lo que respecta al paisaje, bastará con que eleve la vista para contemplar los frondosos valles y la extensa vegetación. ¡Respire, está rodeado de la naturaleza más pura! Una escala de ámbito cultural muy recomendable es Malestroit (Petite Cité de Caractère®), cuya milenaria historia sabrá despertar toda su curiosidad. En Josselin, conocerá la historia de la familia Rohan, con el canal reflejando nítidamente la imagen de su castillo. Más al norte, continuando por el canal, llegará a Pontivy, donde se encuentra otro de los castillos de la familia Rohan. La familia dejó su huella en el territorio de esta “Tierra Media” que tanto inspiró a Tolkien. Subiendo algo más hacia el norte, descubrirá el lago de Guerlédan, cuyo vaciado tiene lugar cada 30 años. ¡No se pierda el próximo, será en 2015!

En la costa este, el río Blavet, canalizado, recorre desde Pontivy a Hennebont a lo largo de unos 60 kilómetros. Descubra desde el agua la Bretaña interior en todo su esplendor. ¡Regálese un paseo en un entorno 100% natural a lo largo de las 28 esclusas que jalonan el río! Ya sea a pie o en bicicleta, en el camino de sirga, podrá disfrutar del placer de estar en la más absoluta calma y tranquilidad… ¡Han mordido el anzuelo! Esto quiere decir que en el Blavet hay muchas zonas habilitadas y pontones adaptados para pescar, por ejemplo, sábalos y lucios. ¡Le garantizamos una jornada familiar ideal! Una buena idea para después del picnic será acercarse a conocer la curiosa capilla de Saint-Gildas, construida incrustada en una enorme roca de granito. ¡Entre leyendas y curiosidades, le aguardan muchas sorpresas!

Así que no se lo piense más y realice un paréntesis verde durante su estancia en Morbihan. Encontrará su pedazo de paraíso durante una hora, un día o a lo largo de su expedición por los caminos de sirga... ¡Disfrute de la calma y la paz que sentirá mientras pasea junto al canal!

Al pasaje de una esclusa © M. Schaffner

Al pasaje de una esclusa

Descubra los "incontournables" del morbihan