Port Crouesty © A. Lamoureux

La península de Rhuys, entre el golfo y el océano

La península de Rhuys se adentra en el océano como una lengua de tierra. Esta fusión de mar y tierra esconde numerosos secretos. ¡La visita merece la pena! Extendida a lo largo de 25 km, la península de Rhuys debe su nombre al monje San Gildas que fundó una abadía celta en el siglo VI. Más adelante, la vocación espiritual dio paso a una gran cantidad de recursos y actividades que enriquecieron el territorio. Flanqueada por el Océano Atlántico al sur y situada en pleno corazón del Golfo de Morbihan al norte, la península invita a visitarla y propone a los visitantes una oferta muy variada.


La naturaleza se da cita en la península de Rhuys

En su costa norte, la península de Rhuys cierra el pequeño mar del Golfo de Morbihan, una inmensa superficie de agua que esconde multitud de tesoros. Son numerosos los criaderos de ostras que se pueden vislumbrar cuando la marea baja.

Montado en un kayak, podrá conocer de primera mano la actividad ostrícola. El paseo será realmente instructivo, sobre todo si se cruza con alguna branta bernicla, el ave emblemática del golfo.

Cerca de Saint-Armel, no debe perderse las salinas de Lasné, que hoy en día vuelven a ser explotadas tras más de diez años de inactividad. A pie o en bicicleta, podrá pasearse entre los estanques de la salina y, dependiendo de la temporada, observar el minucioso trabajo de los salineros.

¡No se vaya de allí sin haber recogido su puñado de sal de recuerdo! Morbihan es una tierra con gran tradición gastronómica. En otro tiempo, la península de Rhuys estuvo repleta de viñedos y hoy en día su gastronomía local está compuesta por una serie de alimentos y bebidas muy variados.

Por citar algunos: el queso tomme de Rhuys, el salmón ahumado, la sidra, las galletas, la cerveza… Y el famoso gotchial, ¡un tipo de pan hecho exclusivamente en la península de Rhuys! ¡Que aproveche!

  • Los pantanos salinos de Saint-Armel © M. Schaffner

    Los pantanos salinos de Saint-Armel

  • Productos locales de la península de Rhuys © A. Lamoureux

    Productos locales de la península de Rhuys

En la costa atlántica, la península de Rhuys presenta un paisaje bien diferente. Las largas playas de arena fina se mezclan con algunas zonas rocosas hasta Petit Mont, un auténtico mirador natural que ofrece unas vistas impresionantes al océano. En los días más despejados, se puede vislumbrar toda la costa, ¡desde Croisic hasta Quiberon! Un poco más cerca, en las aguas del golfo, podrá visualizar algunos islotes, como Belle-Île-en-Mer y Houat. Y por si fuera poco, este promontorio protege un túmulo celta que data del 4500 a. de C. ¡Historia y placer para la vista, una combinación que es una constante a lo largo de toda la península, que alberga numerosos monumentos prehistóricos! A lo lejos, ¿no ve unos mástiles? Se trata del puerto de Le Crouesty, donde atracan unas 1500 embarcaciones de ocio al año. ¿Le apetece salir a navegar? Y si desea beneficiarse de las propiedades del agua salda, el destino está claro: ¡Miramar Crouesty! Con una estética que evoca a un trasatlántico, este centro de talasoterapia le proporcionará excelentes cuidados y grandes placeres… Déjese llevar, ¡será mimado como si de un príncipe se tratara! Y a continuación, un guiño a la historia de la península: el castillo de Suscinio en Sarzeau fue un palacio de los Duques de Bretaña durante el siglo XV. Actualmente, tras haber sido restaurado, se alza como una impecable fortaleza medieval en el corazón de las marismas y a pocos metros del mar… ¡Tanto en el pasado como hoy en día, pasar las vacaciones junto al mar ha sido siempre un sueño para todo el mundo!

  • Miramar Crouesty Thalasso © Miramar

    Miramar Crouesty

  • El Cairn del Petit Mont © A. Lamoureux

    El Cairn del Petit Mont

  • El molino de Pen castel © A. Lamoureux

    El molino de Pen castel

Ya sea en la costa del golfo como en la costa atlántica, la península de Rhuys es una apuesta segura: ¡pasará sus vacaciones junto al mar! De modo que ¡reserve ya su alojamiento en solo unos clics y organice su próximo viaje a Morbihan!

El castel de Suscinio © A. Lamoureux

El castel de Suscinio

DESCUBRIR EN LA PENÍNSULA de Rhuys

PRINCIPALES DESTINOS