Excursión © CRTB

LE FAOUËT Y SUS ALREDEDORES: ¡NATURALEZA Y PATRIMONIO AL SERVICIO DE SUS VACACIONES!

Haga escala en el corazón de la Bretaña: edificios religiosos, casas de piedra antiguas y grandes espacios, ¡patrimonio en estado puro garantizado!

CUANDO NATURALEZA ES SINÓNIMO DE RECOGIMIENTO

Aléjese de la carretera principal y tome carreteras secundarias para descubrir un territorio rico en historias y colores. Aquí es el verde lo que predomina: prados, sotobosques y pastos verdes se suceden al ritmo de los valles, que ofrecen una auténtica bocanada de aire puro a sus visitantes. Inspire: los campos de Morbihan despliegan sus curvas ante sus ojos. Expire y déjese llevar. El ruido de la ciudad se desvanece para dejar paso al fin a los trinos de los pájaros y al gorgoteo del río. Para aprovechar al máximo, nada mejor que un paseo a pie, en bicicleta o a caballo por uno de los numerosos circuitos que recorren el país del rey Morvan. De iglesia en capilla se puede descubrir la historia del primer rey de la Bretaña unificada. Aquí se encuentra la abadía de Nuestra Señora de Langonnet; un poco más allá, la capilla de San Fiacre, sede de uno de los coros altos más antiguos de la Bretaña; algo más adelante se perfila la capilla de Santa Bárbara de Le Faouët, revelando una arquitectura que le dejará sin aliento.

Y, más sorprendente aún, cerca de Plouray, el centro budista tibetano Drukpa le invita a la meditación en un decorado de rico colorido. ¡Cambio de aires garantizado!

Capilla de San Fiacre de Le Faouët © Manfred Escherig

Capilla de San Fiacre de Le Faouët

LE FAOUËT, CIUDAD DE ARTE Y PIEDRAS


El pueblo de Le Faouët es fácilmente reconocible por sus naves antiguas, de dimensiones impresionantes. Imagínese el ambiente de aquellos días de feria de antaño, cuando las vacas y los caballos se exponían frente a las miradas ansiosas de los compradores. Corría el siglo XVI. Las naves atraían a multitudes y servían de fuente de inspiración para numerosos artistas.

Con el devenir del tiempo, pintores y fotógrafos han inmortalizado escenas de la vida que se exponen actualmente en el museo de Le Faouët. Un paseo por la ciudad le sumergirá en la historia del centro de la Bretaña y, quién sabe, tal vez se escuche en alguna esquina la famosa historia de Marion de Le Faouët, ¡la Robin Hood de los bosques del XVIII!

  • Las naves de Le Faouët© M. Schaffner

    Las naves de Le Faouët

  • Un andouille, embutido típico de Guéméné © Fotolia

    Un andouille, embutido típico de Guéméné

Si, entre tanto recogimiento y tanto verdor, se le despierta el apetito, regálese una escapada gourmet de la mano de Guémené-sur-Scorff, una pequeña ciudad, muy célebre por su especialidad gastronómica: el andouille de Guémené.

Una estancia en el noroeste de Morbihan promete momentos únicos, un collage de descubrimientos, curiosidad y emociones. La paz de los lugares invita a la paz de las almas… ¡Un dato a considerar!

Capilla de Santa Bárbara de Le Faouët

Capilla de Santa Bárbara de Le Faouët

PRINCIPALES DESTINOS