Paseo ello paddle en el Golfo © A. Lamoureux

MORBIHAN, ¡SU PRÓXIMO DESTINO!

¡Deje atrás la rutina y los días grises y cambie de aires! Tome rumbo a Bretaña Sur: ¡en Morbihan le aguardan muchas sorpresas! Tanto si es un aventurero como si es curioso por naturaleza; tanto si viene solo, como si lo hace con amigos o en pareja, en Morbihan vivirá una experiencia inolvidable durante su próxima escapada de fin de semana… Una vez descubra las maravillas del lugar, seguro que querrá prolongar su estancia.

VENGA A DESCUBRIR UN TERRITORIO CON UN CRISOL DE PAISAJES

Si no tiene demasiado claro si desea pasar sus vacaciones en el mar o en tierra firme, en Morbihan no tendrá que elegir, ya que ofrece una gran variedad de paisajes multicolores, tanto en la costa como en el interior. El Golfo de Morbihan , que define una unión simbólica ente el océano y el continente, da nombre a este departamento, que a su vez es el único de Francia con nombre bretón (“Mor-Bihan” significa “pequeño mar”) y está coloreado por sus azules ríos, sus verdes bosques y sus doradas orillas. ¡Sin duda, le impresionará! En esta región se abre paso el Canal de Nantes a Brest, cobran vida las leyendas de Brocelianda y la costa virgen de Quiberon ofrece un espectáculo único para la vista.

¡Bienvenido a Morbihan, la tierra de las emociones!

En esta región, repleta de paisajes naturales, hay multitud de cosas que ver y hacer. Déjese seducir por el interior de Morbihan y sus pintorescos pueblos y ciudades: Josselin, Rochefort-en-Terre, La Gacilly. La calidez de la piedra que envuelve sus construcciones le transportará a historias de ensueño a través del patrimonio local: iglesias, castillos y museos le harán viajar en el tiempo hasta llegar a los orígenes del ser humano, gracias a la huella que dejaron con los numerosos monumentos megalíticos que perduran en la región, entre los cuales destacan los alineamientos de menhires de Carnac.

  • Canal de Nantes à Brest © J. Damase

    El canal de Nantes en Brest

  • Alignements de Carnac © Y. Boelle

    Las alineaciones de Carnac

UNA TIERRA QUE MIRA AL MAR…

¿Y por qué no una escapada a la costa? Los 900 km del litoral de Morbihan parecen esculpidos: penínsulas rocosas, calas resguardadas y playas de arena fina coquetean con el cristalino océano, dibujando la preciosa silueta que define la costa de Morbihan. Los complejos turísticos de las ciudades costeras le cautivarán con su atmósfera vacacional: ¿Desea realizar algún deporte náutico o quizás una sesión de talasoterapia y cocooning? ¡Entre ofertas de ocio deportivo y retiros zen, le espera una estancia de bienestar! Y si desea viajar lejos… Muy lejos, en el horizonte, multitud de islotes emergen del océano: la bien llamada Belle-Île-en-Mer, Isla de Groix, Houat o Hoëdic... Todas ellas serán cómplices de su escapada. La inmensidad del mar le reserva placeres inimaginables y numerosos tesoros a descubrir. Y serán muchos más conforme se aproxime al golfo. Cuenta la leyenda que hay tantas islas en Morbihan como días tiene el año. ¡Por lo que podrá vivir una aventura cada día!

  • Remparts de Vannes © Y. Le Gal

    Las murallas de Vannes

  • Saint Cado © Y. Le Gal

    Saint Cado

  • Presqu'ile de Rhuys © A. Lamoureux

    Presqu'île de Rhuys

Así que, ya sabe, ¿necesita un cambio de aires? Pues venga a Morbihan para despejarse, relajarse, evadirse… En definitiva, para disfrutar.

Aiguilles de port coton à Belle-île © M. Schaffner

Aguja de puerto algodón en Belle Ile en mer