Torta de trigo sarraceno © M. Studio / Fotolia

MORBIHAN, UN PARÉNTESIS PARA LOS AMANTES DE LA BUENA MESA

Y, si su escapada a Morbihan es a la vez una oportunidad para un gourmet, a la vez que va descubriendo este departamento francés, vaya al encuentro también de las delicias de un país rico en sabores, entre la tierra y el mar.

¡EN LA BRETAÑA, LOS CRÊPES PARTEN EL BACALAO!

Tan imprescindible como el pretzel en Alsacia, el crêpe bretón se disfruta al gusto: dulce o salado, a base de trigo o de sarraceno, esponjoso o «kraz» (crujiente, en bretón)… Encontrará tantas recetas como familias hay en Morbihan. Cada uno tiene su propio método, su historia… ¡y sus secretos de elaboración! Los aromas de la mantequilla y el azúcar perfuman las ciudades y sus calles: ¡no hay plaza de pueblo sin su crepería, no hay mercado sin planchas para hacer crêpes, no hay festival sin galettes de salchicha! Con su presentación insólita y su guarnición asombrosa, el símbolo gastronómico de la Bretaña le sorprenderá con sus mezclas sutiles, puntos de unión entre originalidad y tradición. Una cosa está clara: estará aún más rico si lo acompaña de un tazón de sidra Royal Guillevic, ¡la única sidra bretona certificada con etiqueta roja!

  • La sidra © Vision AD / Fotolia

    Botella de sidra

  • La crepe al azúcar © Fotolia

    Crepe

ENTRE LA SAL Y EL AZÚCAR, LOS SABORES SE DAN CITA…

A lo largo de la costa, 900 kilómetros de litoral ofrecen todo un abanico de productos, ¡directamente desde el océano! Los pescados, mariscos y crustáceos adornan los platos con sus sabores yodados… ¡para disfrutar con los pies en el agua!
¿Tiene un antojo de dulce? Pruebe un caramelo de mantequilla salada, cremoso, en salsa, en caramelos… ¿Y por qué no una niniche, el famoso caramelo cilíndrico, fabricado exclusivamente en Quiberon?
¡Sin duda, la cocina de Morbihan es exquisita! Desde el kouign-amann hasta el andouille de Guémené, del Tome de Rhuys a las castañas, de la cerveza al agua de mar o la Breizh Cola, los profesionales, los productores y los cocineros de Morbihan sabrán despertar su paladar y satisfacer su curiosidad culinaria. Atraviese las puertas de una crepería gourmet, de un restaurante local o que tenga una estrella Michelin. ¡Tiene una cita pendiente con la gastronomía bretona!

  • Embutido de Guéméné © Cynoclub / Fotolia

    Embutido de Guéméné

  • Caramelo blando a la mantequilla salada © M. Studio / Fotolia

    Caramelo de mantequilla salada

  • Gastronomía del mar en el restaurante la cinta azul © A. Lamoureux

    Gastronomía marina en el restaurante Le Ruban

Ya que Morbihan también se descubre en la mesa, aproveche su estancia para iniciarse en las especialidades locales: ¡probar, degustar, saborear! ¡Envíese una postal de sabor!

El rillettes de pescados © Groix nature

El rillettes de pescados