Bagad © Synto / Fotolia

MORBIHAN CULTIVA LA TRADICIÓN BRETONA

Con su bandera —el Gwenn ha Du— como emblema, la Bretaña exhibe la riqueza de su cultura. En la música tradicional los símbolos y testimonios se multiplican… Durante su estancia en Morbihan, ¡usted también se quedará con algunas notas «made in Breizh»!

¡LA BRETAÑA ESTÁ DE BODA!

Mientras repican las campanas de la capilla, un hombre y una mujer se suben con una amplia sonrisa a un charabán decorado con flores. Un largo séquito se ha reunido en honor a los recién casados. Los encajes y los sombreros redondos cobran vida y se armonizan, como una escoba en blanco y negro. Niños y adultos van vestidos de domingo de la cabeza a los pies. Los largos vestidos negros están adornados con coloridos bordados o con encajes almidonados. La bombarda y la gaita bretona resuenan en la ciudad y acompañan el desfile nupcial al campo cercano, que acogerá el banquete de bodas hasta altas horas de la noche. Es como si el tiempo se hubiera detenido para dar paso a un cuento de hadas. ¡Bienvenidos a la Bretaña, una tierra rica en cultura y tradición! Si estas ceremonias, dignas de las bodas de antaño, representan una oportunidad para que muchos pueblos de Morbihan rindan homenaje a su historia, también son sinónimos de fiesta para los visitantes ávidos de sumergirse en la cultura bretona. La música, la danza y el folklore bretones se dan cita aquí para darles gusto a los ojos, los oídos… ¡y los pies!

  • Traje tradicional bretón © N. Lebars

    Traje tradicional bretón

  • Bagad con bombarda ursule © Ursule / Fotolia

    Bagad con bombarda ursule

CUANDO LA MÚSICA UNE A LOS HOMBRES…

Déjese llevar por las melodías del bagad y únase al «en dro». Anclado en el patrimonio bretón durante generaciones, este baile originario de Vannes invita a llevar al vecino por el dedo meñique para agrandar el corro de bailarines. Izquierda-derecha-izquierda: al ritmo de la música, sus pies van pillando el paso del corro. Derecha-izquierda-derecha: ¡y otra vez! Los iniciados guían a los principiantes. Los corros se abren, se sueltan y se multiplican mientras ilustran una escena real de convivencia e intercambio entre los amantes de la Bretaña. En Morbihan no faltan las oportunidades para practicar: a lo largo de todo el año, fest-noz y fest-deiz animan los pueblos y ciudades del departamento. No es casualidad que estas reuniones festivas estén incluidas en el Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde 2012. El orgullo de los bretones también reside en el patrimonio cultural que prosigue, se transmite e incluso se exporta a través de los continentes.

  • Detalle del bordado de un traje típico © M. Langle

    Detalle del bordado de un traje típico

  • Kevrenn Alre © NM

    Kevrenn Alre

  • Gwen Ha Du y gaita bretona

    Gwen Ha Du y gaita bretona

Cada año, a principios de agosto, toda la cultura bretona tiene una cita en Lorient. El Festival Intercéltico es un espejo imprescindible de la tradición bretona, donde la música y la danza son sinónimos de apertura al mundo.

Festival Intercéltico de Lorient 2014 © Morbihan Tourisme

Las noches mágicas del Festival Intercéltico de Lorient, 2014